Me di cuenta

Ahh, el primer día de vida, no es emocionante.Estoy deseando no hacer nada.
-Tenemos flagelos para movernos-me decían los demás.
Como no estaba dispuesto a oír las críticas de los demás decidí irme de ahí, por primera vez me doy cuenta de lo azul que es el lugar, lo único que no era azul a parte de mis compañeros eran las rocas y la arena.

Me alejé de los demás cosa que me costó ya que éramos un montón y encontré a un ser extraño que era diferente a mí, era más pequeña que yo, y estaba flotando en el agua sin hacer nada, creo que me va a caer bien. Como no se me ocurría nada que hacer me quedé con ella, y poco a poco nos fuimos haciendo amigos hasta ser casi inseparables casi inseparables.

Pero un día paso algo inimaginable que aún no me puedo explicar, estábamos flotando pegados el uno del otro discutiendo sobre que habría fuera de la charca y le estaba dando una larga explicación de porque no existe un agua que quema, pero cuando me doy cuenta que ella llevaba un rato sin decir nada, fue cuando me di cuenta de que ya no estaba junto a mí, la empecé a buscar, cosa que sería imposible ya que el charco era basto. Lo tenía que intentar, me di cuenta de que tenía más energía de lo normal. Serán las ganas que tengo de encontrarla. Busqué durante mucho tiempo, pero no logré encontrarla.

Un tiempo después viví una vida normal hice que si una u otra bipartición, un día decidí pasar un tiempo con uno de mis hijo y me fijé en en mi hijo ¡Una figura idéntica a ella estaba dentro de él! Y recordé una de nuestras conversaciones:
-Este mundo es enorme, y yo aquí estoy desprotegida- me decía paranoicamente
No te preocupes yo te protegeré, la decía mientras la tranquilizaba.Y me di cuenta. ¡Ella también estaba dentro de mi todo este tiempo!

Las demás células nos miraban a mí y a mis descendientes con cara rara, pero yo ya estaba acostumbrado.Cuando estaba con ella se extrañaban la gente que pasaba.

Fui envejeciendo y el poco tiempo que me quedaba lo dediqué ha pasear por el lugar, y vi a uno de mis nietos o tataranietos jugando con un chico que tenía pinta de mareado, estaba verde. Verles jugar me recordó a lo que hacíamos yo y ella, y se me acabó el tiempo...

  • Visites: 37

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN