Atera N9

Emprendimos el camino desde el coche hacia el cohete. Una vez ya en el módulo de mando y de que un equipo comprobara que todo funcionaba bien, nos preparamos para despegar.
Presentadora: Ya hemos visto a los astronautas entrar al cohete. Sólo quedan 5 minutos para que un grupo de astronautas emprenda su viaje a Fobos en busca de vida. La misión Atera N9,con destino a la luna más grande de Marte ha sido asumida por el grupo de astronautas formados por: Aída Suárez, Jack Silvera, Jennifer Davies y Mateo Olmo.
Empieza la cuenta atrás: 10, 9, 8, 7, 6, 5, 4, 3, 2, 1, 0.¡Buen viaje!

Pasamos de 0 a 15.000 km/h, todavía recuerdo sentir una gran vibración en todo mi cuerpo nada más despegar, al igual que mucho ruido por el motor. En tan sólo 90 minutos dejamos la exosfera y nos adentramos en el espacio.
Estábamos en 2049, los científicos llevaban avisando del efecto invernadero desde hace más de 60 años, y aun así, a mi equipo y a mí, nos encargaron la misión Atera N9, y con ella la responsabilidad de encontrar otro planeta al que ir para cuando finalmente la Tierra se convierta en un lugar inhabitable. Al subirnos en el cohete empezábamos una misión en la que no llegaríamos a Fobos hasta 415 días después. Ya habían pasado 402 días desde que dejamos la Tierra.
Hace 5 años, fue cuando sonó por primera vez la misión Atera N9, se planteó como último recurso si no conseguíamos frenar el calentamiento global, y ahí nos encontrábamos, a días de pisar Fobos con la esperanza de encontrar vida y unas condiciones que convirtieran a la luna de Marte habitable. Antes de pensar en la Atera N9, estaba la misión Geron OG, con dirección a Tritón para encontrar vida, según varios estudios, la luna de Neptuno podría ser perfecta como nuevo planeta en el que vivir. El equipo de Geron OG despegó hace 8 años, en 7 días sabríamos si Tritón podía sustituir a la Tierra, o si nuestra última opción sería Fobos, a no ser que ocurriera un milagro en el último momento, pero si algo aprendí de haber estado más de 15 años investigando sobre astronomía y ciencia, es que no existe nada que no pueda ser respaldado por un motivo científico, o eso pensaba...
Los especialistas de la misión, Jack y Jennifer, estaban reunidos en la cabina.
-Buenos días, equipo -dije.
-Buenos días Aída -contestó Jack.
-¿Ya se sabe si los de Geron OG han llegado a Tritón? -pregunté.
-Todavía no -contestó Jen a la vez que miraba a la pantalla del ordenador.
-Eso es un poco raro, estaba planeado que llegaran hace dos días y todavía no sabemos nada de ellos -dije extrañada.
-Eso no es lo único, tampoco tenemos noticias de la Tierra desde hace días -dijo Jack.
En ese momento entró Mateo, él era el piloto que dirigía el cohete.
–Chicos, en tan solo unos días llegamos a Fobos -dijo Mateo.
En ese momento tuve un mal presentimiento. Pasaron cuatro días en los que por más que intentamos contactar con Tritón o con la Tierra no obtuvimos respuesta. Llegó el día en el que sabríamos si más de cinco años investigando, y uno de ellos viajando por el espacio, habrían valido la pena.
-Es la hora -dije -¿Preparados?
-Llevamos años preparándonos,¿no? -contestó Jack.
-Pues vamos -dijo Jen mientras caminábamos hacia la puerta-. La suerte está echada.
-Yo no creo en la suerte -repliqué-. No existe nada que..
-No pueda ser respaldado por un motivo científico -me interrumpió Iván imitándome -. Vamos, comandante.
Empezamos a caminar sin despegar la vista del espacio.
-Empecemos ¿no? -preguntó Jack.
Tras horas investigando Fobos, volvimos al cohete. Yo era la comandante, me sentía obligada a comunicar lo que ninguno quería decir tras investigar Fobos.
-No es habitable -dije finalmente-. No hay vida,.... y las condiciones no son lo suficientemente buenas. Fobos, no es nuestra solución.
-Pero si era nuestro último recurso -dijo Mateo.
-Tenemos que comunicar que es inhabitable -dije.
-Siguen sin contestar -dijo Jen.
-Pues entonces, estamos solos -dije.
-Pero, ¿por qué? -preguntó Jack- ¿Por qué no sabemos nada de Geron OG, ni de la Tierra? ¿ Y por qué resulta que Fobos no es habitable? Todos confiábamos en esta misión. ¿Ahora qué?
En ese momento, lo entendí, nosotros mismos fuimos los culpables, quisimos ayudar al planeta en el último momento, planeamos dos misiones y no sabíamos cual era mejor, yo no creía en la existencia de nada que no respaldara la ciencia pero tenía fe en una misión que no sabía como iba a salir, ¿eso podía existir?
Ahora nos encontramos en 2070, dejamos Fobos y nos dirigimos a la Estación Espacial, seguimos solos y sin noticias de la Tierra o Tritón.
  • Visto: 53