Al otro lado de la valla

- Cuando digo que me gusta perderme y descubrir nuevos lugares no me refería a esto- decía la chica en voz baja caminando a través de los árboles del bosque.

Olivia, una chica astuta y aventurera se encontraba de viaje en Wuhan; capital de la provincia de Hubei en China Central. Estaba de visita turística con su familia hasta que decidió adentrarse en lo más profundo del bosque. Empezó a caminar sin tener idea de hacia dónde se estaba dirigiendo. De repente oyó un crujido.

- ¿Quién está ahí? –dijo asustada. Resultaba ser una ardilla subiéndose a un árbol.

Estuvo durante un buen rato andando perdida hasta que vio unas vallas y un cartel donde ponía: ``ZONA RESTRINGIDA, PROHIBIDO EL PASO´´. A Olivia le picó la curiosidad así que decidió pasar, se remangó las mangas de la camiseta y empezó a escalar la valla, pero cuando terminó y casi estaba en el otro lado...

- ¡ZAAAAP! - se había electrocutado con la valla y luego se desmayó.

Cuando despertó, noto algo bastante raro en el ambiente. Resulta que al haberse electrocutado con la valla había viajado a una dimensión paralela en la que aún seguía en Wuhan, pero en el año 2019, es decir había viajado ocho años atrás. Olivia empezó a caminar, no había nada peligroso o extraño para que hubiera un cartel de prohibido el paso, eso pensaba Olivia hasta que…

- ¡AUCH! Vaya golpetazo…-dijo al tropezarse con…- ¡UN PASADIZO SECRETO!

La chica decidió abrir la puerta que daba a un pasadizo secreto, lo primero que vio fueron unas escaleras que daban a un laboratorio secreto. Allí vio a unos bioquímicos experimentando con un murciélago. Olivia se horrorizó al ver sufrir al pobre murciélago, pero luego vio a decenas de murciélagos encerrados en jaulas siendo las próximas víctimas de aquellos bioquímicos.

-¡Ay no! ¡NO PUEDE SER! -exclamó Olivia en su mente. Entonces sacó de su bolsillo su nuevo iPhone 56 de la última generación y empezó a teclear: ´´covid-19 origen´´ hasta que se dio cuenta de algo escalofriante, la fecha que tenía su móvil era: quince de septiembre del
2019. ¡Olivia estaba en el laboratorio del origen del coronavirus.! ¡La famosa pandemia queparalizó a todo el mundo! Olivia estaba decidida en cambiar el pasado, pero ¿cómo? Olivia estaba frustrada pensando la solución cuando de repente:

-¡CRASH! -uno de los bioquímicos había tropezado y había roto un frasco de cristal que contenía unos polvos peligrosos según tenía la etiqueta.
Los polvitos empezaron a expandirse por el aire y se difundieron por todo el laboratorio, de repente se oyó un sonido.

- ¡ALERTA ROJA! ¡ALERTA ROJA! ¡ALERTA ROJA! -sonaba el iPhone de Olivia, resultaba ser que su iPhone de última generación podía advertir de micro partículas en el aire que fueran perjudiciales para la salud.

- ¡SÍ! ¡ESO ES! - dijo Olivia, y entonces vio un botón en el laboratorio que ponía: ``CERRAR COMPUERTAS POR CUARENTENA´´. Olivia lo pulsó y cogió un bolígrafo que tenía en el bolsillo y se lo tiró a los bioquímicos para que salieran de allí antes de que se contagiaran de las micro partículas del Covid.

- ¡EH NIÑA! ¡ESTA ZONA ES ACCESO RESTRINGIDO! ¡NO PUEDES ENTRAR AQUÍ! –exclamó uno de los bioquímicos al ver a Olivia asomada desde arriba

- ¡NO LA DEJÉIS ESCAPAR!

Olivia corrió hacia la valla todo lo rápido que pudo, y cuando uno de los bioquímicos le agarró del zapato, ella ya había cruzado el portal y había vuelto a su dimensión, pero…se volvió a desmayar.

- ¡Oh no! ¡Mi zapato! - dijo Olivia al ver que le faltaba el zapato. La chica se levantó de un brinco y vio que la antigua zona restringida ya no lo era, ¡ahora era un parque! Había mucha gente mirándola con caras extrañas preguntándose de dónde habría salido Olivia, entonces sus padres fueron corriendo a abrazarla.

- ¡Olivia! -gritó su madre al verla – Llevábamos un buen rato buscándote, ¿dónde te habías metido?

-Es…una larga historia, ¿pero sabes qué? ¡HE SALVADO AL MUNDO DEL CORONAVIRUS! ¡HE EVITADO QUE HAYA UNA PANDEMIA QUE PARALICE AL MUNDO!

- Corona ¿qué? Olivia deja de inventarte otras de tus raras historias de ovnis y del área 51 que no te sientan muy bien-le respondió su padre. Olivia se quedó muy confusa, ¿cómo no iban a saber sus padres que era el covid-19? ¡Si era la pandemia que había revolucionado el siglo veintiuno!

Olivia volvió a buscar en su móvil: ¿qué es el coronavirus? No encontó resultado alguno y se dio cuenta de que sí, había salvado al mundo de una peligrosísima pandemia que lo habría paralizado todo apenas unos años atrás de la actualidad. Y ahí es cuando se da cuenta de que los aparatos electrónicos no siempre son un peligro, a veces son nuestra salvación.
  • Visto: 53