EL SUFRIMIENTO ACABÓ CON ÉL

Desde siempre, Alex había sido un niño muy problemático, le costaba adaptarse en la escuela, en casa y en la calle; generalmente con la sociedad.
Sus padres, Daniel y Alba, lo habían adoptado cuando tenía 7 años, y nadie sabía el problema que llevaba consigo mismo, había sido golpeado, dañado, insultado por su padre biológico, un hombre que desde la muerte de su mujer había cambiado radicalmente, empezó a consumir drogas hasta el punto de convertirse en drogadicto.
Durante ese periodo de tiempo Alex no pisó la calle, su padre le tenía prohibido la salida, ni siquiera podía ir a la escuela, desde ese entonces Alex cogió un trauma, no quería acercarse a nadie, ni hablar ni nada relacionado con las personas.
Después de un año, su padre falleció por un infarto en el corazón y la custodia del niño cayó en manos de la seguridad social hasta el día que fue adoptado por esta nueva familia.
Pasaron los años y Alex no mejoraba en ningún aspecto, a sus padres les preocupaba, entonces decidieron llevarlo a los mejores psicólogos de Cataluña, pero veían que nada solucionaba aquel problema, hasta que Alex empezó a tener curiosidad por la ciencia y todo cambio, se pasaba horas y horas encerradas en su habitación estudiando y jugando con experimentos que veía por internet, no podían entender cómo su hijo que iba atrasado en todas las materias, podía ser tan bueno en algo.
Después de unos años, Alex acabó su carrera y empezó a trabajar autónomamente, ya que seguía con el mismo problema de relacionarse, pero lo único que le importaba era la ciencia.
Alex empezó a ser tan bueno en esa rama hasta el punto de ser reconocido mundialmente, cautivó a la gente con sus magníficas teorías e inventos, todo el mundo estaba superemocionado porque habían encontrado al nuevo Newton.
Hasta que un día empezó a obsesionarse con un experimento hasta el punto de no dormir, comer, ni hacer vida con tal de construirlo, era una máquina que hacía olvidar los malos recuerdos, Alex pensó que si la construía, todo ese daño sufrido, se iría de una vez por todas, no volvería a pensar ni padecer por ese hombre. Su invento llegó a ser la tendencia más alta, Alex comenzó a viajar a diferentes lugares para ayudar a las personas que quisieran hacer desaparecer un mal recuerdo. Después de utilizarlo tantas veces y ver que su experimento funcionaba, quiso probarlo consigo mismo para quitarse ese dicho recuerdo de una vez por todas, pero cuando lo probó y se dio cuenta de que con él no funcionaba, se puso muy furioso y estuvo meses intentando encontrar el error. Entonces, empezó a volverse completamente loco, no entendía por qué las demás personas si podían y él no, estuvo haciendo tantos cambios a la máquina, que cuando decidió parar y probar de nuevo, la máquina en vez de hacer olvidar los recuerdos, ahora aumentaba el dolor.
Finalmente, Alex probó la máquina y cuando se dio cuenta de que el dolor se duplicaba, no quiso aguantar con más sufrimiento y decidió quitarse la vida.
  • Visto: 38