Skip to main content

LOS CIENTÍFICOS DEL FUTURO

Esta es la historia de Lola, Lola era una chica que de mayor quería ser científica y descubrir nuevas cosas, pero sus padres no le apoyaban y decían que nunca llegará a ser científica.
Lola en el instituto tenía un amigo que se llamaba Daniel al que también le gustaba la ciencia.
Este año era el primer año en que podían participar en la feria de ciencias en su instituto e iban a participar juntos.
Ellos tenían planeado hacer un robot que pudiera mover, coger cosas y que se iluminara.
Quedaron en la casa de Daniel para hacerlo, les costó un poco, pero con la ayuda de los padres de Daniel pudieron terminar el robot y vieron que funcionaba bien.
El día de la feria de ciencias llegó y cuando ya les tocaba a ellos cuando se lo iban a enseñas a su profesora en vez de moverse el robot empezó a hacer cosas extrañas y de repente Lola y Daniel aparecieron en otro sitio que no era su instituto investigaron el lugar y vieron que a lo lejos se veía como una especie de ciudad, se acercaron y habían como unos coches muy raros y las personas iban con ropa también muy rara y fue en ese momento cuando se dieron cuenta de que su robot les había teletransportado al futuro, no sabían cómo volver pero ya se estaba haciendo de noche y tenían que encontrar algún sitio para dormir.
Se encontraron a una chica de su edad que les preguntó si estaban perdidos, le dijeron que sí porque un poco perdidos sí que están, la chica les preguntó que de donde eran y donde vivían entonces le tuvieron que contar que venían del pasado, ella les dijo que no se lo iba a contar a nadie y les llevó a su casa para que pudieran pasar la noche y luego les ayudaría a volver al pasado.
La casa era muy bonita con robots que te ayudaban y te hacían cualquier cosa que necesitaran.
Por la mañana pensaron que para poder volver a lo mejor necesitaban hacer otra vez el mismo robot, pero resulta que en el futuro no tenían los mismos materiales.
Entonces a la chica se le ocurrió que a lo mejor en una tienda de antigüedades podían vender esos materiales y por suerte si tuvieron los materiales en la tienda y pudieron construirlo, se despidieron de la chica que les ayudó y pudieron volver a su tiempo, cuando volvieron todo el mundo estaba buscándoles, y así fue como Lola y Daniel se convirtieron en unos grandes científicos porque habían descubierto como hacer una máquina del tiempo.
MARÍA
  • Visto: 134