Skip to main content

UNA ARQUEOLOGA POR NUEVA YORK

Acabe una mañana en el aeropuerto de NY, gracias a mi pasión sobre los vestigios y huesos, ya que iba a ir lugar en el que llevaba mucho tiempo deseando y gratamente habían contado conmigo.
A mí me encantaba leer libros sobre la materialidad del pasado y sobre todo, tenía una imaginación muy creativa, era aquella niña que le apasionaba inaugurar el mundo.
Por lo tanto, me acordé de que mi hermana Valeria se encontraba en la universidad de NY y pensé que ella me podría ayudar, ella no sabía nada de que yo me encontraba relata mente cerca de ella, así que no me quedaba más remedio que ir rápidamente ya que iba a salir de la universidad
En cuanto llegue, me crucé con la profesora y le pregunte sobre mi hermana, ella me explicó que en aquellos instantes estaba realizando un examen sobre la arqueología
Desde el punto de vista de aquella profesora, se le estaba dado mejor de lo que esperaba, en esos instantes me alegre mucho de lo que me había comentado.
Yo cada vez me encontraba más nerviosa conforme me iba hablando y con más ganas de verla.
Al fin y acabo mi hermana salió por aquella puerta enorme que se encontraba en frente mía, ella en conforme me vio corrió hacia mi como si estuviera en la final de una maratón, a las dos se nos formó una gran sonrisa em la cara.
Mi hermana me pregunto – ¿Paula que haces aquí? ¿Por qué no estas con mama y papa? ¿te has escapado para verme? En ese momento a mi hermana se le pasaron por la cabeza miles de preguntas ya que no estaba entendiendo nada.
De ahí nos dirigimos hacia el piso de mi hermana, le comenté las razones por las que estaba ahí, ella ante lo que le comentaba le pareció una grandiosa idea y por supuesto me ayudo en todo lo posible para que pudiera perseguir mi sueño, ser una arqueóloga.
La mañana siguiente nos encaminamos para el museo.
Cuando llegamos nos comentaron que hace una semana se les destruyó una gran parte de museo en la parte de atrás a causa de un incendio provocado por unos visitantes, Valeria y yo pensamos en la misma idea la cual podría salir muy mal, pero de todas formas nos separamos del guía y comenzamos investigando las partes en las que se dividía el museo.
Yo me he leído varios libros sobre este museo y hay varios secretos escondidos le dije a mi hermana.
En cuanto menos me lo esperaba me encontré una puerta en la que ponía un cartel de prohibido pasar, de todas formas, sin más dilatación intentamos entrar, pero no iba a ser más fácil de lo que creíamos ya que no se habría y tuvimos que ir a la segunda opción, le dimos una patada las dos con todas nuestras fuerzas en ese momento generamos mucho ruido y vino rápidamente el de seguridad. Nos dijo furiosamente ¿qué hacéis aquí? Esto está prohibido, nosotras le dijimos que estábamos buscando el baño y gratamente sirvió para poder despejar la zona.
Era todo oscuro, pero había prendida una luz a lo lejos en la que se reflejaba a un cristal lleno de distintos fósiles en los que indicaba la fecha exacta del descubrimiento.
Mi hermana encontró debajo de la mesa unas llaves las cuales indicaban unos números, nos sirvieron de ayuda para encontrar la puerta, cogí mi linterna de la mochila y observé que los números que indicaban correspondían a mi fecha de nacimiento, esto me sorprendió bastante y por un momento tuve un poco de miedo, mi hermana me agarró y me dijo – Que sepas que esto debe significar algo en concreto así que vamos a encontrar esa puerta.

A la derecha de la habitación habían unas escaleras hacia abajo en las que se encontraban diferentes tipos de huellas esto no me alegro ya que significaba que alguien había entrado y se había llevado el gran tesoro esperado por todo el mundo.
Aun así, bajamos y no me lo podía creer encontramos una piedra lisa en la que se encontraba mi fecha de nacimiento y el descubrimiento debajo de el encontramos un nuevo fósil el cual estaba incrustado en la piedra del suelo y tuvimos que picar.
Esto lo estoy contando a día en el que me están entrevistando para la televisión rodeada de miles de personas, la verdad es que estoy muy contenta conmigo misma ya que he logrado mi sueño y todo esto gran parte a mi hermana.
Me dijeron que sería una gran e increíble mujer de la arqueología y gracias a mi esfuerzo e implicación conseguí lograr mi sueño y retumbar la sala llena de aplausos.
PAULA

  • Visto: 112