Skip to main content

Mariano en el espacio

Hace años en una galaxia lejana vivía un niño llamado Mariano el cual desde pequeño siempre quiso ser astronauta cosa que sus padres no le dejaban y además no le daban los estudios como para poder ser astronauta, pero no desistió de su intento y siguió soñando con viajar al espacio. Mariano tenía su habitación llena de cosas sobre el universo tenía desde fotografías del universo hasta una maqueta en tamaño gigante del sistema solar. Tenía muchos libros de astronomía. Aprovechaba cualquier ocasión para disfrazarse con su traje de astronauta. Tanto imaginaba cómo sería viajar al espacio que una noche tuvo un sueño muy real. Mariano era el jefe de una expedición espacial a la tierra, llamada en busca de la biodiversidad perdida, la tripulación estaba formada por otros 3 astronautas llamados Lucas Jorge y María. La misión consistía en encontrar la causa por la que habían desaparecido y se habían extinguido tanta variedad de especies de la flora y la fauna de la tierra. Como nosotros vivíamos en la galaxia de Andrómeda tuvimos que desplazarnos hasta la Vía Láctea que estaba a 2,5 Millones de años luz. Cosa que nos costó mucho debido a que el brazo de Orión es una de las zonas más complicadas para llegar. En cuanto entramos al sistema solar lo primero que vimos fue un planeta azul no le conocíamos todavía, pero aterrizamos sobre él y después de estar unas cuantas horas investigando nos dimos cuenta de qué era el último planeta del sistema solar Neptuno. Despegamos y fuimos hacia el siguiente planeta lo cual nos costó mucho porque hay mucha diferencia entre los dos y cuando le vimos era otro planeta azul el cual era un poco más claro, pero seguía siendo azul aterrizamos sobre él y lo que descubrimos fue impresionante costó mucho entender qué pasaba hasta que nos dimos cuenta ya que giraba casi en 90º cosa muy diferente a nuestro anterior planeta y lo que hicimos bautizar como Urano porque además era el planeta más frío en el que habíamos estado. No nos dimos cuenta y casi al llegar al próximo planeta nos vamos con unos anillos gigantes unos anillos enormes los cuales esquivamos y aterrizamos en el planeta que nos costó mucho aterrizar debido a que el planeta era un planeta gaseoso y no era rocoso, pero al final por sus anillos lo bautizamos como Enlil cosa que a mis compañeros no les pareció bien y lo quisieron llamar saturno. De lejos vimos un planeta muy largo y un tiempo después llegamos a él aterrizamos en un tornado naranja súper grande y casi morimos, pero conseguimos salir y como ese era el planeta más grande del sistema solar le llamamos júpiter. A continuación llegamos a un cinturón con muchos asteroides y casi nos da uno pero al final le escribamos y nos salvamos y fuimos al próximo planeta. llegamos y era el primer planeta rocoso vimos a un robot de la tierra que seguro que habían mandado para expediciones en el planeta lo quisieron llamar el planeta rojo pero yo no quise y lo llamamos marte. No sé qué nos pasó pero nos despistamos y nos pasamos de largo la tierra en donde fuimos a parar era el primer planeta del sistema solar ya estaba justo al lado del Sol se llamaba mercurio y era un planeta muy chiquitito en el cual casi no pudimos ni aterrizar después despegamos y paramos en un planeta un poco más grande y le quisimos llamar venus por una diosa que había en nuestro planeta. y, por último, pero no menos importante por fin llegamos a la tierra después de estar varios días de expedición descubrimos que la mayor causada por la pérdida de biodiversidad en la tierra era para los animales la caza descontrolada la contaminación la urbanización del terreno y para las plantas la deforestación la contaminación y la organización del terreno. Y voy por un caminito y voy por otro, y si este cuento les gustó mañana voy por otro.
  • Visto: 159