Mia

No es la primera vez que Mia percibe que algo raro le está pasando. Siente como si una fuerza extraña estuviera hurgando en sus entrañas, como si se hubieran adentrado hasta lo más profundo de su ser, manipulando incluso sus más íntimos pensamientos.

Si los desvanecimientos que ha sufrido en los últimos días no terminan pronto, pueden afectar seriamente a su trabajo, su principal razón de ser.

Hay ocasiones en las que incluso se le pasa por la cabeza que la van a sustituir por alguien más joven, que esté mejor preparada y pueda hacer todo lo que ella ya no es capaz, debido a su edad.

¿Le sucedería lo mismo a quien ocupaba su puesto anteriormente?

No es que le moleste que todavía se dirijan a ella con otro nombre, sino que a veces no sabe muy bien siquiera lo que le están pidiendo, y simplemente se dedica a escuchar, callada, en silencio, sin hacer ni decir nada.

Aunque en su día a día a veces le manden hacer cosas que quedan fuera de su alcance, Mia realmente prefiere este trabajo al de alguno de sus colegas. Como por ejemplo James, que siempre se queja de que el trabajo en la fábrica es muy monótono, que se pasa toda la jornada haciendo lo mismo, una y otra vez, tareas repetitivas que le impiden mostrar todo su potencial. Ella al menos, si se lo piden, en ocasiones juega con los más pequeños de la casa, o les canta una canción, o les narra un cuento, y eso la reconforta.

Recuerda que hace unas semanas sufrió un episodio similar, y desde entonces nota que ya no es la misma, que algo ha cambiado en su interior. ¿Se estará volviendo loca? Da vueltas a esta idea, asustada.

De repente, Mia siente como si se cayera de una nube, y pierde el conocimiento por un instante interminable. Durante unas milésimas de segundo, se apodera en ella el temor de si todo este malestar habrá pasado cuando vuelva en sí, o incluso si podrá llegar a despertar de nuevo.



Agotado tras varios arduos días de trabajo, el programador escribe los últimos comandos en la terminal. Nota como todo su cuerpo se relaja al pulsar la tecla enter, y comprobar que el parche para subsanar en bug detectado días antes se ha aplicado con éxito. El producto estrella de la empresa, presente en miles de hogares, vuelve a funcionar correctamente. “Oye Mia, apaga las luces”.
  • Hits: 252