HUERTO DE PERLAS

En un tiempo pasádo,una pequeña niña esperába ver lo que alguna vez escuchó como ¿Estrellas?,las que ella creia que dormian calmas sobre un manto oscuro
Nunca nadie de aqui las logró ver ya que el cielo de ese lugar desaparecia al caer la tarde y solo se veia una muy tenue claridad,la que adormecia a todo aquel que la podia observar.
Esa pequeña niña se sentába debajo de un viejo árbol y le pedia al tiempo que la tarde se convirtiera por completo en una noche real.
Esto fué asi por un largo tiempo y cada vez que la niña volvia hacia su hogar,llorába sabiéndo que no lo podia lograr
El tiempo que habia transcurrido,despertó al invierno y antes de que todo se perdiera en la soledad,dejó de lado su caminar al observar las miles de lágrimas de aquella niña,esas pequeñas perlas todavia erstában húmedas y le susurraban
El tiempo se detuvo y una muy pequeña gota calló desde el cielo,posándose en el mismo lugar en donde la pequeña solia llorar
El amanecer fué diferente,la calidez despertó a la niña,la que al salir fué hacia el árbol y notó que en medio de toda la frialdad,habia florecido un pequeño valle,mirába sin entender y las dudas se esfumáron cuando las risas se confundian entre las flores
Pero,al pasar unas horas la tarde volvia,las risas se hacian turbias porque volvia a recordar
Antes de irse a dormir,logra escuchar en su mente una voz que le decia que fuera hacia alli,al principio dudó,pero fué tán fuerte que salió,al llegar y en medio de la completa oscuridad observa que aquella claridad habia desaparecido,la oscuridad era real,la misma voz le habla suavemente para que mire hacia el cielo,es ahi cuando cae de rodillas y en medio de un llanto intermináble ve que sus estrellas eran reales,infinitas
Pasó ahi toda la noche,el frio no la cubrió y antes de amanecer pudo guardar muchos puñádos de estas.
Las habia puesto en una cesta y mientras el sol calentába la tierra,la trabajó para luego sembrar varias
A los pocos dias y en un lugar en donde ella solo sabia,habia conseguido un huerto,unas semanas después las plantas comenzáron a dar sus flores y luego sus frutos,cosechába pequeñas galaxias,de las plantas trepadoras obtenia variedades de cúmulos de estrellas y planetas bien sabrosos,como sabia que no eran para comer,las colocaba en su habitación,la que acomodába a medida que más cosechába.
Ese lugar de noche se habia convertido en un pequeño universo dentro de su hogar
Nadie lo veia,solo ella,una de las caracteristicas principales fué que como habia por cantidades infinitas en su huerto,las llevába en cestas y las dejába debájo del árbol,para que al ser de noche fueran hacia el cielo y continuáran llenándo ese espacio real.
El tiempo pasó y la niña nunca creció,sus años fueron eternos al igual que sus sueños en el universo
Un sueño que fué real,un sueño que brilló como aquella pequeña estrella
  • Hits: 75