Skip to main content

Nuevo rumbo

- ¿Estás bien? - le preguntó su compañera al ver su cara pálida y sudorosa.
- Creo que voy a salir a tomar el aire, me estoy mareando- le contestó Iria, mientras se levantaba con cierto esfuerzo, y se movía para todos lados con el bamboleo del barco.
-Te acompaño-le contestó Marta. Es tu primera vez embarcada, ¿no?
- ¿Tanto se nota? - dijo mientras intentaba esbozar una sonrisa.
Una vez fuera, empezó a recuperar un poco el color en su rostro. Agradecía el aire, a pesar del frío. Efectivamente, era su primera vez embarcada en una campaña científica. Hasta aquel momento solo había montado en barco por las rías de Galicia, para conocer las islas del sur. Así que estar en mar abierto era toda una proeza, que nada tenía que ver con estar en una ría, al amparo de las islas. Cuando decidió darle un nuevo rumbo a su vida, dejando un trabajo indefinido por este proyecto, no se había planteado cómo sería embarcarse. No se arrepentía, pero no estaba siendo una experiencia agradable, para que lo iba a negar. Lo compensaba que tenía buena compañía, con la que no solo hablaba de trabajo, sino que también tenían charlas animadas y variadas que le hacían más llevadero el estar lejos de sus hijos pequeños.
-Dice la capitana que mañana llegaremos a destino-le comentó Marta, mientras el vaho de su aliento se condensaba a su alrededor.
- Menos mal- le dijo Iria.
Atrás quedaban las 20 horas de viaje en avión, la larga espera en Ushuaia y, finalmente, la travesía en barco.
Pensaba que afortunadamente no tendría que estar toda su estancia en el Hespérides, sino que estaría en la base Juan Carlos I, colaborando con más personal investigador del proyecto sobre cambio climático en el que estaba. Un proyecto internacional. Por fin se unían fuerzas de diferentes potencias mundiales para dar una respuesta conjunta. Si se pudo colaborar para trabajar juntos en pandemias pasadas, ¿por qué no con el cambio climático?
Sobrepuesta del mareo, y con el destino tan cerca, estaba ilusionada pensando en las tres semanas que tenía por delante. Su oportunidad para aportar su granito de arena, para dar un nuevo rumbo, un nuevo giro, a la humanidad.
  • Hits: 75