Un nuevo hogar

Aquel día Janson se despertó como otro cualquiera, se vistió y desayunó su habitual tazón de leche con cereales. Se sentó un rato en el sofá y vio la televisión. Cuando llegó la hora de ir al colegio Janson cogió su mochila y se puso en marcha. Aquel día, como la mayoría de días, había mucho tráfico y el cielo estaba lleno de contaminación. Cuando llegó a clase le esperaba un aburrido día, hoy tocaba clase de Biología, algo que Janson odiaba. La señorita Stacy les explicó que muchos animales estaban en peligro de extinción porque sus ecosistemas estaban siendo destruidos y bla, bla, bla… Todos los días hablaba de cosas parecidas: que si el cambio climático, que si la deforestación, que si no sé qué… Janson estaba harto de esto, pensaba que La Tierra era un planeta horrible, que no se podía seguir viviendo allí. Así que estaba decidido: él soñaba con construir su propia nave espacial y explorar el espacio hasta conseguir un nuevo hogar donde vivir.
Janson estudió mucho para poder elegir la carrera que él quería: ingeniería aeroespacial. Sacó la máxima nota y llegó el momento de empezar la universidad. Allí aprendió un montón de cosas, tenía un montón de ganas de construir su propia nave para poder explorar el espacio por fin.
Acabó la universidad, pero aún con todos los conocimientos que había adquirido, seguía siendo una tarea muy difícil fabricar una nave espacial. Siguió trabajando duro hasta que consiguió los materiales y el personal necesario, y con todo preparado, empezó la construcción.
Llegó el día en que terminó su obra maestra, habían pasado ya muchos años desde aquel día en el que Janson decidió que iba a dedicar toda su juventud a buscar un nuevo y mejor hogar. Janson había cumplido 31 años el pasado mes de marzo. Así que, sin más entretenimientos, se despidió de su familia, cogió a su perro Pancho y de esta forma, a 17 de abril de 2051 Janson emprendió su viaje en busca de un nuevo y mejor hogar.
Janson decidió empezar su viaje por los planetas más próximos al Sol, así que puso rumbo a Mercurio. Cuando estaba llegando se dio cuenta de que era mucho más pequeño que La Tierra, aunque eso no era un inconveniente, pues él iba solo. Así que decidió aterrizar. Hacía un calor horrible, debido a su proximidad al Sol, y además la atmósfera era muy delgada. No podía quedarse allí, así que volvió a la nave y se dirigió hacia el siguiente planeta. Estaban llegando a Venus y Janson vio que era de un tamaño similar al de La Tierra, se aproximaban y los sensores de la nave de Janson percibieron una atmósfera formada de dióxido de carbono y nubes compuestas ácidos sulfúricos. Además hacia un montón de calor, debido a que los gases atrapan el calor. No podía aterrizar allí, probablemente habría bastado con un solo segundo para que Pancho y él no volviesen a la nave. Definitivamente esa no era una opción, así que siguió buscando. Marte era la opción aparentemente más viable, así que Janson se aproximó para ver si le podía servir como hogar. Cuando aterrizó se dio cuenta de que allí la gravedad era mucho menor que la de La Tierra y eso sería un inconveniente, aunque se podría acabar adaptando a ello. También hacía un clima mucho más frío que el de La Tierra, y por si eso fuera poco, había tormentas de arena de vez en cuando. Tampoco sería posible la vida allí. Ya solo quedaban Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno, planetas gaseosos donde no podrían ni aterrizar, por no enumerar las infinitas características que harían la vida allí imposible. Estaba decepcionado, su sueño de niño se acababa de desmoronar. Entonces se dio cuenta de algo muy importante: La Tierra es un planeta único porque se dan unas condiciones muy específicas para la vida, y no lo podemos desperdiciar, tenemos que aprovecharlo y cuidarlo.
Así que Janson decidió volver a La Tierra para concienciar a la gente del gran planeta que tenemos y de que no podemos desperdiciarlo. Janson fundó la OMCP, la Organización Mundial del Cuidado del Planeta, y narrando sus aventuras y explicando porque La Tierra es única y tenemos que cuidarla, logró que millones de personas formaran parte de esta organización. Cada vez eran más las personas que querían dedicarse a evitar la contaminación, a limpiar y cuidar los mares y a montones de cosas más que contribuyesen al cuidado de La Tierra. Janson era un héroe, había conseguido salvar al planeta de la catástrofe segura que habría sido provocada si la humanidad hubiese seguido por el mal camino.
Y así fue como Janson cumplió su sueño de tener un nuevo hogar, haciendo de La Tierra un lugar mejor.
  • Hits: 39

ESCOLA D'ESCRIPTURA

EUSKAL ETXEA

AEELG

EDITORIAL GALAXIA

METODE

INVESTIGACIÓN Y CIENCIA

EL HUYAR

AELC

BIBLIOTEQUES DE BARCELONA

ESCUELA DE ESCRITORES

ESCUELA DE ESCRITORES

IDATZEN